El proceso

El proceso consta de una primera sesión, sesiones de evaluación y la intervención. A pesar de que el plan de intervención no se ponga en marcha hasta realizar la evaluación,  desde la primera sesión se intenta que la persona se lleve algún recurso para iniciar la mejoría.

Consideramos la terapia un proceso de colaboración entre persona y terapeuta, siendo la persona que acude a la consulta una pieza clave y activa para el cambio.

Tenemos en cuenta que somos individuales y portamos con nosotros vivencias diferentes que nos hacen personas únicas con necesidades únicas. Por ello, nuestras intervenciones psicológicas se basan en la adaptación de nuestros conocimientos y recursos a las necesidades de cada persona, aportando una terapia especializada.

Anuncios